Contracorriente… hacia la libertad. Tomás Moro. John Henry Newman. Gilbert K. Chesterton

La nueva publicación  de Mariano  Fazio, aún no apagados los ecos de la anterior -una semblanza biográfica del nuevo papa argentino-, vuelve a sorprender por la versatilidad del autor, quien ha producido -haciendo gala de una infrecuente fertilidad intelectual-,  la friolera de más de veinte libros, unos cuantos de ellos editados  en los últimos años,  y ya hoy traducidos a varios idiomas.

El hilo conductor de estos tres personajes reside, según ha querido mostrarlos el autor, en su identidad británica, de la que todos ellos  se enorgullecieron noblemente como buenos hijos de la “pérfida Albion”,  expresión acuñada por la anglofobia de hispanos y francos que ciertamente ninguno de ellos  suscribiría.  Se trata de un trío de personalidades de la vida cultural inglesa que han trascendido largamente su origen local para adquirir una dimensión verdaderamente universal.

Los tres han sido navegantes a contracorriente de las tendencias  o los vientos que soplaron en sus respectivas realidades epocales. Esa actitud se fundamentaba, en cada uno y en todos, en su identidad moral y religiosa, la que se conjugaba claramente con su categoría política de ciudadanos del imperio, al que ciertamente  engrandecieron. Al menos el caso de uno de ellos, Moro, pero también el de  los otros, muestra cómo la santidad no se vincula a formas políticas, incluso a aquellas que hoy serían vistas negativamente.

En las tres reseñas biográficas, Fazio muestra una conexión con realidades culturales de nuestro tiempo, lo cual permite encontrar en Moro, por ejemplo,  una opción por los pobres ejercida en medio de una vida de alto rango como la que le estuvo reservada por la providencia, porque allí lo quiso Dios, y no en un retiro conventual;  pero también su modernidad se deja ver  al ser declarado por el papa  Juan Pablo II patrono de los políticos. En todo caso, la actualidad también aparece en la actitud  del personaje  que admite una reflexión sobre la objeción de conciencia, una institución jurídica sobre la que se ha discurrido mucho en los últimos años. El dato no es menor, porque Moro representa  la libertad interior y  un baluarte de autonomía de la persona ante un poder, en este caso despótico. Algunas situaciones que toca a los fieles cristianos  vivir  también en nuestros días, acredita que no se trata de un dato meramente histórico.

La fe católica, como nos recuerda Fazio, no es insular ni provinciana, sino universal. La vida de estos tres ingleses universales lo ha confirmado y Fazio sabe rubricar ese patrimonio espiritual con el  buen decir y una fluidez de lenguaje que vuelve francamente  amigable su lectura. RB

FAZIO, Mariano; Contracorriente…  hacia la libertad. Tomás Moro. John Henry Newman. Gilbert K. Chesterton. Rosario, Logos, 2013


No hay comentarios todavía.

Dejá un comentario

(requerido)

(requerido)


Security Code: