Pastafrola

pastafrola

Por Liliana Massocco*

La tarta que conocemos como pastafrola o pasta frola -de la cual se dice en los círculos literarios que Cortázar era fanático- se prepara con una masa sencilla, hecha de harina, huevos, manteca y azúcar (se puede agregar ralladura de limón o esencia de vainilla), y se cubre con dulce de membrillo; también puede rellenarse con dulce de batata, crema pastelera, dulce de frutillas, dulce de leche, etc. Finalmente se la adorna con tiras delgadas de la misma masa, en forma de cuadrículas y se cocina en el horno.

Junto con los bizcochitos con grasa es el clásico acompañamiento del mate.

Según algunas versiones, el origen de nuestra tarta es italiano: “pasta frolla”, en la lengua de Dante se denomina al tipo de masa con el que se prepara la crostata, típica del sur de la península, que lleva la misma masa y mermelada de frutas, pero sin el enrejado superior. También se dice que la pastafrola es la versión criolla de la Linzer Torte, una tarta clásica de la pastelería suiza, pero rellena de dulce de frambuesas, grosellas o cerezas, cuya masa suele tener especias, sobre todo canela y clavo de olor. En España hay una versión similar llamada “pasta flora”.

+ + + + + +

* Profesora en Letras (UCA). Directora del Boletín Digital. Directora de Publicaciones del Instituto de Cultura del CUDES.


No hay comentarios todavía.

Dejá un comentario

(requerido)

(requerido)


Security Code: